Ingresa con los genitales abrasados tras pintarle unos calzoncillos rojos su mujer

Ingresa con los genitales abrasados tras pintarle unos calzoncillos rojos su mujer

Este logroñés no olvidará nunca la Nochevieja de 2018 ya que la pasó ingresado en el hospital con quemaduras de segundo grado en toda su zona genital tras haberse pintado unos calzoncillos rojos.

Al parecer la pareja había olvidado comprar este año ropa interior roja para cumplir con la tradición de entrar en el nuevo año con la ropa interior de dicho color “somos bastante supersticiosos y ya no nos daba tiempo de ir a comprar, así que yo cogí unos calzoncillos rojos de él y los corté para que fuesen unas bragas, pero claro, él no podía hacer lo mismo conmigo”. Tras valorar la opción de llevar bragas se decantaron por intentar un body paint casero.

“Pintamos la caseta del perro la semana pasada y teníamos la pintura roja a mano, así que primero le depilé bien toda la zona y luego le pinte un calzoncillo sobre la piel, fue bastante divertido, además tampoco gasté mucha pintura porque mi marido no va tan sobrado” comenta divertida la mujer. La pintura resulto ser inadecuada para ese uso, y tras unas horas comenzó a sentir un picor descomunal “tuve que dejar la cena e irme a Urgencias del tirón, qué vergüenza enseñarles todo el asunto, al final me tuve que comer las uvas aquí”.

Compártelo:

Kratos

Dios de la guerra y referente del humor periodístico nacional, pero más lo primero que lo segundo.