Ingresado con heridas en el pene después de que su perro lo confundiera con una morcilla

Ingresado con heridas en el pene después de que su perro lo confundiera con una morcilla

Un hombre tuvo que ser ingresado de urgencia el pasado domingo tras recibir el ataque de su propio perro. Al parecer, el ataque le provocó heridas de gravedad en el pene.

Los hechos acaecieron en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. El animal, propiedad del hombre desde hace siete años, parece ser que confundió el pene de su dueño con una morcilla, tal y como explicó el herido más tarde: “Salí de la ducha y Franco – el animal – comenzó a mover la cola como cuando voy a ponerle la comida. Debió confundir mi poya con una morcilla, por color y tamaño, y se lanzó a ella”. Por suerte, los gritos de dolor del hombre disuadieron al can de continuar mordiendo.

El perro es un chihuahua, catalogado en algunas comunidades autónomas como “potencialmente peligroso”. Un experto alertaba de la peligrosidad de alimentar a estos cánidos con morcillas o longanizas, por la semejanza con el órgano reproductor de los hombres. Pero las mujeres tampoco están a salvo, pues proporcionar pescado como comida habitual del animal puede hacer que confundan la vagina de sus propietarias con comida y que traten de ingerirla.

 

Aviso: El contenido de Hay Noticia es ficción, como dice nuestro aviso legal

Compártelo: