Ingresado por aguantarse un pedo durante 3 horas en el vagón del silencio del Ave

Ingresado por aguantarse un pedo durante 3 horas en el vagón del silencio del Ave

Un pasajero cordobés ha sido ingresado de urgencia, nada más llegar su ciudad de destino, tras haber estado durante 3 horas aguantándose un pedo por viajar en el vagón del silencio del Ave.

El hombre se había decantado por este tipo de vagón ya que valora la tranquilidad, sobre todo en desplazamientos largos “por motivos laborales tengo que viajar mucho y acabé cansado de aguantar a niños llorando y marujas rajando a todo volumen, descubrir estos vagones donde no se puede hacer ruido ha sido lo mejor que me ha pasado”. Por desgracia durante su último trayecto sufrió unas tremendas ganas de tirarse un pedo y tuvo que aguantarlo durante casi 3 horas para no hacer ruido y que le llamasen la atención.

“Muchas veces hemos oído eso de mejor fuera que dentro, pero claro, no podía hacer ruido y por la potencia que notaba sabía que se trataba de uno muy ruidoso” confiesa avergonzado desde su cama del hospital. Al parecer intentó levantarse en numerosas ocasiones para acudir al baño o a otro vagón pero le resultó imposible “me pasaba como a los viejos, en cuanto hacía mención de levantarme se me escapaba un poco y me tenía que volver a sentar”.

Compártelo:

Kratos

Dios de la guerra y referente del humor periodístico nacional, pero más lo primero que lo segundo.