Interrumpen un entierro porque a los familiares les pareció que el muerto tenía el pene erecto

Interrumpen un entierro porque a los familiares les pareció que el muerto tenía el pene erecto

El funeral de un hombre de cuarenta y siete años fue el escenario de un hecho poco habitual. Al parecer, los familiares del difunto paralizaron la inhumación al creer que el cadáver seguía con vida.

Los hechos ocurrieron en el Cementerio General de Valencia, cuando tras una ceremonia civil, los familiares y amigos del difunto observaban cómo los operarios municipales iban a introducir el féretro en un nicho. Instantes antes de hacerlo, el ataúd se abrió por última vez para recibir una camiseta del Valencia C.F., equipo del que fue fiel seguidor el finado. En ese momento, un familiar aseguró a gritos que el hombre seguía con vida. Instó a los presentes a fijarse en el pene del hombre, el cual permanecía erecto. La mayoría de asistentes corroboraron el hecho, de modo que se pidió la presencia de un médico que certificó que el muchacho estaba muerto.

Finalmente, el hombre fue inhumado, si bien algunos familiares protestaron porque la esposa del perecido no quiso esperar “por si a caso”. La viuda manifestó que el tamaño del miembro era el habitual, pues su marido “cuando se ponía garrote, todo iba por el aire”.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com

Compártelo: