La moda de las CAM en directo: mujeres ganando dinero desde casa

La moda de las CAM en directo: mujeres ganando dinero desde casa

En el año 1992 salió al mercado la primera cámara web de la historia. Cuando lo hizo, nadie podía imaginar cómo iba a evolucionar el invento y en qué iba a acabar. Hay que mencionar que las webcams no se utilizan únicamente para emitir espectáculos pornográficos, sino que se emplean para otras tareas como reuniones de trabajo o videovigilancia.

Las webcams de sexo

Uno de los usos que se les ha dado a las webcams es la creación de videochats de sexo. La pornografía tiene una gran aceptación en España y un alto número de consumidores. Aunque el gran público se niega a reconocer que consume contenidos porno, es innegable que así es.

Las webcams de sexo han ganado una gran popularidad y número de usuarios en los últimos años. Son un videochat porno con mujeres, hombres o parejas que ofrecen espectáculos de sexo en directo. A través del chat, los usuarios pueden hacer peticiones y sugerencias sobre lo que quieren ver, lo que hace que sean experiencias interactivas y mucho más activas que ver vídeos de contenido sexual.

Entre los perfiles de los usuarios de este tipo de plataformas encontramos los siguientes:

  • Personas a las que les cuesta relacionarse con otras, pero que, gracias a la distancia que ofrece la pantalla, se sienten más libres y con más confianza para interactuar.
  • Personas que buscan evadirse del día a día y que quieren olvidar sus problemas entrando en una especie de burbuja.
  • Personas que buscan sexo interactivo. Un espectáculo de webcam puede convertirse en un espectáculo privado si se pagan los tokens –moneda virtual que utilizan estas plataformas– necesarios y quien está frente a la cámara consiente una sesión privada.
  • Personas que se excitan cuando le ordenan a otra que realice ciertas cosas.

Por qué trabajar en una webcam

Los motivos por los que los modelos webcam deciden empezar a trabajar en el mundo de las cams son muy diferentes:

  • Por dinero: el principal motivo por el que los streamers del sexo se inician en las webcams es el dinero. Obviamente, no es un motivo que solo se asocie a este tipo de actividad. De hecho, cualquier trabajador podría esgrimir que realiza su trabajo por dinero y que, si no recibiese una recompensa a cambio de su fuerza de trabajo, no saldría de la cama para trabajar.
  • Por la relación salario-tiempo: si el dinero es una razón de peso para empezar en el mundo de las cams, disponer de tiempo es otro de los argumentos que hace que los modelos se decanten por esta profesión y no por otra. Las webcams permiten manejar el tiempo al antojo de quienes hacen streaming. Pueden decidir cuántas horas al día, o qué días hacerlo, etc. Además, si se realiza una comparación con otros trabajos, lo normal es que los modelos cobren mucho más dinero a la hora haciendo shows de webcam que dedicándose a otra profesión.
  • Por la excitación: los webcammers también disfrutan sexualmente de las actuaciones y si encima reciben un poco de dinero, mucho mejor.

Este tipo de contenidos para adultos seguirá creciendo, ya que su demanda es alta. Su éxito es tal que no paran de aparecer nuestra plataformas y videochats.

Compártelo: