Los copilotos deberán hacer un cursillo de GPS para guiar mejor a los conductores

Los copilotos deberán hacer un cursillo de GPS para guiar mejor a los conductores

Uno de los mayores quebraderos de cabeza de los conductores es siempre la mala gestión de sus copilotos a la hora de orientarles en la carretera. Las discusiones al volante se provocan en la mayoría de los casos debido a la mala interpretación de sus copilotos a la hora de elegir un camino u otro para llegar a su destino, incluso con la ayuda del GPS.

La DGT, consciente de ello, ha anunciado nuevas medidas que afectan directamente a los copilotos, los cuales deberán realizar un curso especializado de GPS para dejar de equivocarse: “El papel de los copilotos es crucial a la hora de prevenir accidentes y discusiones, por lo que se deberán aprender al dedillo todas las calles de cada ciudad y el funcionamiento de los aparatos digitales”.

El curso, impartido por un profesor de autoescuela adjunto a Tráfico, tendrá lugar en las oficinas de la DGT, y consistirá en 12 horas de clases ininterrumpidas durante un mes para aprender a interpretar los GPS.

Compártelo: