ACTUALIDAD

Octogenaria compra un succionador creyendo que era un inhalador y denuncia que no funciona

This post has already been read 945 times!

Este revolucionario juguete sexual, ha sido el más demandado en los últimos meses y su éxito de ventas se ha disparado, pudiendo adquirirse tanto online como en sexops y hasta en farmacias.

Lo ocurrido esta semana en Murcia ha ocasionado sin duda que se vuelva a hablar del juguete pero esta vez, desde otro punto de vista. Una octogenaria debió ver el aparatito en el expositor y sin preguntar al respecto, se lo dio a la farmacéutica «Cóbrame esto nena y las pastillicas de la tensión que tengo prisa». Al haber bastante clientela, la empleada no quiso preguntar a la anciana si necesitaba explicación alguna sobre el funcionamiento, limitándose a cobrar. La señora debió llegar a casa y cuando se lo aplicó al marido pensando que era un inhalador comprobó que fallaba y sin dudarlo se dirigió a la Guardia Civil para interponer denuncia por «estafa».

«Se lo he puesto a mi marido que le falta el aire y dice que le estira de la lengua, me han estafao». Conteniendo la risa el agente, solicitó presencia de la farmacéutica y ya en el cuartel se solucionó el mal entendido «ay Juana la que me has liado, que eso es pa gustico en el tonto, agüela»

Compártelo: