El pedo de un esquiador provoca un pequeño alud en los Juegos Olímpicos de invierno

El pedo de un esquiador provoca un pequeño alud en los Juegos Olímpicos de invierno

Los participantes de los Juegos Olímpicos de invierno que se están celebrando en Corea del Sur se vieron sorprendidos ayer por un pequeño alud de nieve que, por fortuna, no ocasionó daños personales.

La causa del mismo fue, según informó el Instituto de Meteorología, el pedo de uno de los esquiadores que en esos momentos se encontraba entrenando a pocos metros del lugar. La cantidad de fibra que había ingerido el deportista a fin de adquirir energía había provocado que estuviese venteándose durante toda la tarde, hasta el extremo de que fue expulsado de la sala de estar del hotel donde se hospedaba. Una empleada explicaba que “era un maleducado, pues se tiraba pedos continuamente e intentaba hacernos creer que eran truenos”.

El esquiador no sufrió ningún daño, pues pudo abandonar a tiempo la zona castigada. Más tarde reconoció haberse cagado, literalmente, en los pantalones, si bien no aclaró si las heces eran producto de un sobreesfuerzo al expeler uno de sus pedos, o por el contrario, por el terror de verse engullido por la avalancha de nieve.

Compártelo: