Pide en su última voluntad que su esposa se meta las cenizas en la vagina

Pide en su última voluntad que su esposa se meta las cenizas en la vagina

Una señora de 64 años de edad acudió a la funeraria del pueblo madrileño de Móstoles tras el fallecimiento de su marido de 72 años solicitando satisfacer una de las últimas voluntades que su esposo había dejado escritas en su testamento.

El marido fallecido no sólo había solicitado en sus últimas voluntades que quería ser incinerado sino que además quería que sus cenizas fueran introducidas en la vagina de su mujer. “Tengo que cumplir la última voluntad de mi marido, no le puedo fallar. Él siempre fue muy buen amante y además le gustaba mucho el sexo. Ya sé que no es normal lo que me pide, pero entiendo que quería estar muy dentro de mí”. Explicó la mujer a los encargados de la funeraria.

A pesar de la rareza de la petición la funeraria se puso manos a la obra para poder satisfacer la petición de su cliente. Encargó el diseño de una minúscula urna con forma de cápsula con la que fuera posible introducir una parte de las cenizas del marido fallecido. “Es la primera vez que nos encontramos con algo así, pero al haber salido todo tan bien estamos seguro de que esto se puede convertir en una moda”.

Compártelo: