Quema el sofá de casa de sus suegros para camuflar el olor de un pedo que no se iba

Quema el sofá de casa de sus suegros para camuflar el olor de un pedo que no se iba

Los bomberos tuvieron que acudir ayer por la tarde a un domicilio de Las Rozas de Madrid después de recibir una llamada de emergencia porque un sofá estaba ardiendo en llamas. El incendio se originó porque un hombre quería ocultar el olor de un pedo que se había tirado, y no se le ocurrió mejor idea que prenderle fuego al sofá para camuflarlo.

Los hechos tuvieron lugar a las 16:30 horas en casa de Marisa y Gustavo, una pareja de jubilados que estaban comiendo con su hija y su yerno. Al parecer después de una comida muy copiosa el yerno se tiró un pedo. El olor era tan asqueroso que tuvo que quemar algo de inmediato para disimularlo: “El sofá es lo que tenía más cerca, no pensé que la liaría tanto pero no podía dejar que olieran eso, se hubieran desmayado”.

Por suerte para la familia los bomberos se presentaron en el domicilio en tan solo 5 minutos, acabaron con las llamas y no tuvieron que lamentar ningún herido: “Estábamos en la calle de al lado apagando otro incendio porque un vecino se tiró un pedo en la cara de otro usando un desodorante. El día fue de pedos”.

Compártelo: