CURIOSIDADES

Se compra otro coche porque no se acordaba donde lo había aparcado

This post has already been read 1055 times!

A todos nos ha pasado algún vez aparcar el coche en un sitio y cuando hemos ido a por él tener que buscarle durante horas. El síndrome del aparcamiento o empanada padre, es un problema muy común que afecta cada vez a más personas de todas las edades. Pero hay casos en los que la realidad supera a la ficción.

Adolfo, catalán de 36 años, ha sido noticia ayer en Sabadell después de comprarse un coche nuevo porque no encontraba el suyo: “Tenía mucha prisa y no iba estar dando vueltas a lo tonto. El tiempo es oro, y más cuando eres joven y bello como yo. Me agobio muy rápido”, alegaba.

Sus amigos, algunos vecinos y muchos curiosos que se enteraron de la noticia, se aproximaron a la zona donde Adolfo creía que podía tener el coche aparcado para intentar dar con él y quedárselo en el caso de que éste accediera: “Hay que aprovechar este tipo de oportunidades, no siempre se da con un tonto de este calibre, ratas a la carrera!”.

Compártelo: