SUCESOS

Se compra una careta para no tener que hablar con sus vecinos en el portal

This post has already been read 1828 times!

Israel tiene 28 años y es de Santander. Vive en un piso a las afueras de la ciudad para estar alejando del mundanal ruido. No le gusta la gente, pero su economía no es lo suficientemente elevada como para vivir en un chalet independiente.

Por desgracia para él tiene que compartir vida con sus vecinos del portal, algo que por supuesto detesta, pero por suerte para él ya ha encontrado solución: “No soporto tener que hablar con gente y mucho menos si no son de mi agrado. Prefiero pegarme un tiro antes que coincidir en el ascensor con algún intruso”.

Israel se ha comprado una careta de mono en el chino de su barrio para así evitar tener que saludar a sus vecinos. Una actitud que puede salirle cara, ya que muchos pensarán que está loco, pero le importa un pimiento: “Desde que me he puesto la careta ya nadie me habla, incluso me evitan. Ha sido la mejor decisión de mi vida. Lo próximo será comprarme otra para ir al trabajo”.

Compártelo: