SUCESOS

Se disfraza de bebé y no le dejan entrar en ninguna discoteca

This post has already been read 1364 times!

Carnavales. Época de fiesta y de disfraces. De vino y diversión. De coplas y desfiles. Todo vale con tal de caracterizarse de un personaje de ficción o cualquier cosa para dar rienda suelta a nuestra creatividad. Pero cuidado con lo que nos disfrazamos, porque puede amargarnos la noche de fiesta.

Un joven se ha pasado toda la noche de fiesta de ayer en la calle porque no le dejaron entrar en ninguna discoteca. Al parecer, su disfraz de bebé era tan real que que todos los porteros le tomaron por un menor: “Me pidieron el dni en todos los sitios y me dijeron que me fuera para casa, que esos no eran sitios para bebés como yo”.

El chaval, de 28 años, se pasó toda la noche de Carnavales fumando en las puertas de los sitios mientras sus amigos se lo pasaban pipa bailando y bebiendo dentro. Al menos, por suerte se había llevado un biberón lleno de Jägermeister, que le hizo compañía en la calle. El año que viene seguro que se piensa mejor el disfraz.

Compártelo: