Se divorcia el día después de casarse porque su mujer no quiso follar la noche de bodas

Se divorcia el día después de casarse porque su mujer no quiso follar la noche de bodas

Dicen que la noche de bodas es una de las noches más especiales, románticas y ardientes que puede tener una pareja. Después de la unión en matrimonio, ya sea por la iglesia o por el juzgado, sólo queda finiquitar el enlace como mejor saben hacerlo dos personas que se quieren y se desean: fornicando como animales. Pero para eso ambas partes tiene que estar por la labor.

Un hombre se ha divorciado al día siguiente de casarse en Mallorca porque su mujer no quiso tener sexo con él la noche de la celebración. Al parecer a ella le dolía mucho la cabeza y no tenía ganas de juerga, algo que su marido se tomó fatal y optó por la vía más rápida e infantil, dejarla: “No es normal que el día más importante de nuestras vidas me dejes sin echar un pinchito. Aquí te quedas.”, afirmaba indignado.

Se trata sin lugar a dudas de un caso llamativo y exagerado que demuestra una vez más que los hombres le dan mucha más importancia al sexo que las mujeres. Lo que podía haber sido una noche de bodas de mimos y caricias cuidando a la mujer de tu vida, se convirtió en un infierno para ambos.

Compártelo: