CURIOSIDADES

Se divorcia porque en el sexo oral su mujer agradece a Dios los alimentos que va a comer

This post has already been read 3294 times!

Ha sucedido en un municipio de la provincia de Pamplona, un vecino de 58 años se personaba en el Juzgado N°1 de Instrucción de la localidad a efectos de iniciar la demanda de divorcio.

La funcionaria judicial que le atendió, a media mañana de ayer, no daba crédito a lo que estaba escuchando por parte del peticionario, acompañado de un amigo, «No aguanto más, quiero divorciarme, mi mujer está loca, cada vez que me va a comer el rabo empieza a rezar dando gracias a Dios por los alimentos que va a tomar, claro, ahí rezando, se me baja y se me quitan las ganas de todo» manifestaba ante la perplejidad de la funcionaria, la que trató de mediar en evitación del inicio del proceso de separación.

«No, me he traído hasta un testigo que ha intentado convencerla diciéndole que rece en misa los domingos pero nada» comentaba mientras asentía el amigo. A pesar de los intentos de contener la risa, la funcionaria citó a la señora para tomarle manifestación sobre los hechos.

Compártelo: