Se rasura la vagina a los 56 años y descubre que en realidad es un hombre

Se rasura la vagina a los 56 años y descubre que en realidad es un hombre

Una mujer de cincuenta y seis años de edad acudió el pasado jueves al Registro Civil de Badalona (Barcelona) a solicitar un cambio de sexo. Nada fuera de lo habitual en casos de transgénero. Sin embargo, en esta ocasión la solicitante decía haber descubierto que biológicamente era un hombre, es decir, se había percatado de la presencia de un pene de enormes dimensiones en el bajo vientre.

Ante una situación tan insólita, el funcionario que atendió a este “nuevo” hombre requirió la presencia de su superior por estar ante una situación nunca antes vivida. El encargado del Registro pidió explicaciones al hombre y éste le manifestó que tras rasurarse la vagina por primera vez en su vida había descubierto que tenía un pene, además “grande y lleno de vida”. “Desde los ocho años tengo ahí abajo más pelo que el sobaco de un mico. Ahora que me he hecho metrosexual, cogí una cuchilla y me quité todo el pelo, cojones inclusive, y lo que en principio creía un clítolis resultó ser un buen rabo”.

A las preguntas de los allí presentes, el ahora hombre respondió que todos le llamaban Mari. “Creía que era porque me llamo María, pero resulta que me llamo Mario”. “Media vida meando sentada, qué pereza. Y todas las mañanas levantándome empalmado y creyendo que tenía inflamación vaginal”.

 

Compártelo: