SUCESOS

Acude a Urgencias con una bola de pelo púbico en el esófago

This post has already been read 2110 times!

​Es un hecho habitual que los gatos, en su afán por estar limpios, destinen parte de su tiempo a asearse y acicalarse con ayuda de su lengua dando lugar a problemas intestinales hasta que se expulsa la bola de pelo.

Hasta el momento, no se conocía un hecho de similares circunstancias en humanos hasta que, el pasado lunes un vecino de Zaragoza acudía al Hospital por dificultad respiratoria, comprobando de inmediato que un cuerpo extraño obstruía las vías respiratorias, sin cesar de toser. Tras provocarle el vómito, el equipo médico no creía ver lo que había expulsado, una bola de considerable dimensión de pelo rizado y oscuro preguntándole por los motivos. «Me encanta comerle el tonto a mi mujer y ella es que odia depilarlo, se ve que está pelechando y he ido tragando pelo», informó al atónito facultativo.

Tras comprobar que las vías respiratorias se habían liberado por completo, le aconsejó que hasta que su señora no «talara el monte de Venus» evitara lamer dicha zona como si de un felino se tratara, corriendo peligro de morir por asfixia.

Compártelo: