Camarero despedido porque se bebía los culines que dejaban los clientes

Camarero despedido porque se bebía los culines que dejaban los clientes

 

El camarero de un conocido bar del barrio madrileño de Malasañaha decidido denunciar a la empresa porque según él ha sufrido un despido improcedente tras más de 10 años de servicio impecable en el mismo bar.

Antonio Torres entró a trabajar en el bar a los 23 años de edad tras abandonar sus estudios de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid. Ahora con 35 años Antonio ha sido despedido de su trabajo de siempre sin tener derecho a una indemnización por lo que considera que ha sufrido un despido improcedente. Sus jefes sin embargo alegan que el despido está más que justificado ya que Antonio se dedicaba a beberse los culines de las copas que dejaban los clientes.

“Lo que hacía era reciclar, total… eso se iba a tirar, qué más da que me lo beba yo?” argumenta el camarero en su defensa. La decisión fue tomada tras varias quejas de clientes que denunciaban que sus copas a medias desaparecían. “Qué culpa tengo yo si se van al baño o a jugar a los dardos y se dejan la copa a medias en la barra? Doy por hecho que han terminado y me la bebo, es lo normal”. Ahora será un juez quien deba determinar si el despido ha sido improcedente y por lo tanto la empresa deberá reincorporar al trabajador.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com

Compártelo: