Cómo ahorrar con tu lavadora

Cómo ahorrar con tu lavadora

Todas las lavadoras que se lanzan ahora al mercado tienen su foco en el ahorro y la eficiencia, desde las lavadoras Beko económicas hasta los modelos más Premium. Porque no solo se buscan buenos resultados y precio asequible, también se busca una relación calidad-precio que englobe características destinadas al ahorro de recursos y por ende, a las facturas.

Para ahorrar con una lavadora, cuando se va a comprar un modelo nuevo, estas son las funciones y especificaciones que hay que tener en cuenta, además de mirar las lavadoras económicas.

La etiqueta energética: primer indicador del gasto de recursos del electrodoméstico

Es cada vez más difícil encontrar aparatos que bajen de la categoría A. Incluso las lavadoras Beko más económicas cuentan ya con un etiquetado A+++. Este sería el máximo indicado por la etiqueta energética estándar europea, que obliga a  los fabricantes a señalar este dato en todos los productos para información del consumidor. Para identificarla, solo hay que buscar la parte frontal de una lavadora nueva y ver qué escalón está marcado en el ranking de colores. El verde es el usado para la clase A, la más alta de todas en eficiencia y en respeto al medio ambiente. Esto querrá decir el tipo de consumo que realiza la lavadora de todos los recursos necesarios, en este caso, agua y luz.

Aunque depende del modelo nuevo y el modelo a sustituir, la diferencia aproximada entre una lavadora A+ y A+++ puede ser de un 30% de ahorro en recursos. Esto sin contar que se quiera sustituir una lavadora más antigua de 10 años. Comprando una lavadora económica de clase A+++, se pueden llegar a ahorrar entre 20 y 40 euros al año como mínimo. Esto se traduce, contando con una vida media de 10 años, en un total de más de 400 euros.

Programación del lavado: colada para cuando convenga

Una de las características que más puede ayudar al control del gasto es la programación de la colada. Una lavadora que permite diferir su lavado hasta 24 horas da libertad para dejarla preparada para las horas nocturnas. En estas franjas horarias la tarifa de la luz es más barata y por tanto, se verá reflejado en la factura de la luz.

Programas específicos para el control y el ahorro

Hasta las lavadoras más económicas tienen alguna función relacionada con el ahorro de luz y agua. Una de las más clásicas, ya instaurada en el mercado desde hace varios años, es el Control de Agua. Este se va sofisticando cada vez más según avanza la tecnología, pero su funcionamiento es sencillo. Además de evitar el exceso de agua y posibles derrames, este sistema controla la cantidad de agua en función de la carga, para no llenar de forma innecesaria todo el tambor.

Programas con diferentes tiempos y recursos son otra de las características destacadas. No se trata de que dure menos el programa o se eche poca ropa. Se trata más bien de que la relación entre el programa seleccionado, las prendas y el tiempo empleado es el correcto en cada caso.

En cualquier caso, tras hacer estos cálculos siempre se gasta algo más en la lavadora para contar con todas las garantías.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com

Compártelo: