Denuncia a la Iglesia de su barrio tras pasarse 4 días con la hostia pegada en el paladar

Denuncia a la Iglesia de su barrio tras pasarse 4 días con la hostia pegada en el paladar

Una señora de 57 años ha denunciado en el Juzgado nº3 de Pontevedra a la Iglesia de su barrio porque asegura haberse pasado 4 días con la hostia pegada a su paladar.

La mujer asistió a una boda el pasado fin de semana “no suelo ir mucho a las Iglesias, pero la boda era al lado de mi caso por lo que se me hizo feo no ir, y ya puestos en faena, para no desentonar con el resto incluso fui a comulgar”. Al parecer era la primera vez en la vida que tomaba una hostia consagrada y viendo que el resto de personas no la ingería inmediatamente decidió hacer lo mismo.

“Al rato levanté la cabeza y me decidí a tragarla pero me resulto imposible, se había pegado al paladar y no era capaz de despegarla, incluso lo intenté en el banquete usando un cuchillo y nada” confiesa todavía consternada. Viendo que era imposible decidió dejar pasar las horas imaginando que se disolvería, pero pasaron los días y nada, incluso el médico de cabecera no le hizo caso pensando que le estaba gastando una broma “al final pude quitármela pero esta me la pagan, no he podido comer ni beber tranquila en todo el tiempo”.

Compártelo:

Kratos

Dios de la guerra y referente del humor periodístico nacional, pero más lo primero que lo segundo.