Detienen al novio en su despedida y se tienen que casar en los calabozos

Detienen al novio en su despedida y se tienen que casar en los calabozos

Juan F.G. decidió que era buena idea celebrar su despedida de soltero el viernes noche, justo antes de su enlace, que tenía previsto llevar a cabo el domingo. Podría haber sido así, de no haber sido detenido durante la celebración, al verse involucrado en una pelea multitudinaria en una discoteca.

Una vez en el calabozo, fue informado de que hasta el lunes no pasaría a disposición judicial, por lo que la única forma de casarse el domingo sería en las dependencias policiales. El catering, la orquesta, la familia que había venido de fuera… la cita con el altar era inaplazable, por lo que solicitaron permiso, y el enlace se produjo en el mismo calabozo.

“Ha sido una ceremonia muy íntima, estábamos el sacerdote, los novios, los padrinos y un Policía accedió a vestirse de gala”, nos cuenta la novia. “Del juzgado nos fuimos al banquete, y nos lo pasamos muy bien. Como no quede libre antes del jueves, me voy a tener que ir de luna de miel con un amigo , no vamos a tirar el dinero”, apuntilla.

Aviso: El contenido de Hay Noticia es ficción, como dice nuestro aviso legal

Compártelo: