Expulsado de un sex-shop por querer entrar al probador con una muñeca hinchable

Expulsado de un sex-shop por querer entrar al probador con una muñeca hinchable

La encargada de un sex-shop de un populoso barrio de Madrid se vio obligada a expulsar del establecimiento a un cliente que insistía en entrar en los probadores para probar una muñeca hinchable. Por suerte, y gracias a que otros clientes alertaron a la dependienta, pudieron coger a tiempo al hombre, que estaba ya dentro del probador, con la muñeca hinchada completamente, los pantalones bajados y untándose gel retardante en el miembro viril.

Requerido por el personal de la tienda, el individuo insistía en probar el artículo antes de llevárselo a casa. “Ya compré una por internet, y al final me viene grande, me baila el tema ahí dentro”, intentaba explicar. Por más que le explicaban que si la probaba la tenía que comprar por motivos de higiene, él insistía. “Si queréis me pongo condón, como cuando me pruebo los zapatos de verano y me tengo que poner los calcetines esos de plástico”, intentaba razonar.

Finalmente, consiguieron hacerlo desistir de su actitud, abandonado el local después de poner una hoja de reclamaciones. “Después de lo que me ha costado inflarla. Lo que tenían que tener es una de cada modelo para probar la talla, como las camisas del Zara”.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com

Compártelo: