Ingresado tras conectarse las pinzas de la batería del coche a los testículos

Ingresado tras conectarse las pinzas de la batería del coche a los testículos

Un joven de veintiséis años fue ingresado en la mañana de ayer en un hospital de Valencia. Las causas que recomendaron su ingreso fue el estado en el que quedó después de tratar de realizar una reparación a su vehículo, sin contar con los conocimientos y herramientas adecuados.

El muchacho, un apasionado de la mecánica, sufrió una avería cuando se dirigía a trabajar. Al parecer, su coche se quedó sin batería y ante la imposibilidad de conectar las pinzas a un generador, decidió engancharlas a sus propios testículos. Según explicó el joven más tarde, había leído en internet que la solución era perfectamente válida. De hecho, el automóvil volvió a arrancar, eso sí, provocándole un calambrazo por el que salió despedido más de cinco metros.

El caso demuestra la cantidad de información falsa que circula por la red. Consultado un experto, éste afirma que la reparación que trató de llevar a cabo el chico “no tiene ni pies ni cabeza. No está mal hacerlo con pequeños voltios, pues los testículos tiemblan como si bailaran chachachá, pero lo que hizo este chico es de locos”.

Compártelo: