Ingresado un vasco por hiperventilación tras intentar apagar velas que no se apagan durante dos horas

Ingresado un vasco por hiperventilación tras intentar apagar velas que no se apagan durante dos horas

Gaizka Herrera, un joven de Mondragón que el pasado fin de semana celebraba su vigésimo cumpleaños, tuvo que ser ingresado en el hospital Aita Mendi por hiperventilación. La dolencia vino provocada por intentar apagar las velas de su tarta y tratarse éstas de velas de broma que no se apagan.

El chico se encontraba cenando con sus amigos cuando éstos decidieron gastarle una inocentada colocando en su pastel de cumpleaños velas que no se apagan. El total de las mismas ascendía a veinte, una por cada año de edad del muchacho. Tras dar varios soplidos y percatarse, por las carcajadas de sus camaradas, de que las velas no podían apagarse más que mojándolas, Gaizka se empeñó en sofocar las llamas soplando con insistencia. El hecho comenzó a ser preocupante cuando el chico empezó a quedarse sin oxígeno.

Su traslado al hospital fue inminente y por suerte se recuperó sin mayor dificultad. Sin embargo, tras ser dado de alta acudió por su propio pie y en solitario a un bazar chino donde adquirió dos paquetes de velas de broma con la intención, según explicó,  “de terminar lo que había empezado y ya nadie puede parar”.

Únete a nuestro nuevo canal de Whatsapp

Compártelo: