Le cobran 60€ por anular la webcam de su portátil y le ponen una tirita

Le cobran 60€ por anular la webcam de su portátil y le ponen una tirita

Roberto Antunez, un jubilado de 69 años de Gijón, Asturias, ha presentado una denuncia ante la asociación de consumidores de su ciudad en la que reclama a una conocida superficie de electrónica ya que entiende que ha sido víctima de lo que él considera una estafa.

Según argumenta Roberto acudió a la tienda recomendado por un familiar para adquirir su primer ordenador portátil y se dejó guiar por la persona que le atendió a la hora de elegir el modelo. “Yo no tenía ni idea de cuál ordenador elegir, así que dejé que el muchacho me explicara”. Cuando por fin el cliente se decidió por un modelo concreto éste solicitó a los técnicos que le anularan la webcam del portátil ya que Roberto indicó que nunca la usaría y le daba miedo que alguien le espiara a través de ella. La tienda cobró la cantidad de 60€ por éste servicio de anulación de la cámara, cantidad que el cliente abonó a la tienda sin queja ninguna.

La sorpresa fue cuando Roberto, al llegar a casa, sacó su nuevo portátil para enseñárselo a su hijo y se encontró que los técnicos habían puesto una tirita sobre la cámara de su nuevo aparato. “Sentí que se habían reído de mí, pagué 60€ porque anularan la webcam y lo único que hicieron fue taparla con una tirita”. La tienda argumenta en su defensa que el problema del cliente había sido solucionado y que por lo tanto el cobro de dicha cantidad era justo.

Aviso: El contenido de Hay Noticia es ficción, como dice nuestro aviso legal

Compártelo: