DEPORTES

Los problemas a los que debe hacer frente Quique Setién en el FC Barcelona

This post has already been read 734 times!

La derrota frente al Atlético de Madrid en las semifinales de la exótica Supercopa de España disputada en Arabia Saudí precipitó el despido de Ernesto Valverde como técnico del Fútbol Club Barcelona. La directiva azulgrana intentó, sin suerte, contratar a una vieja gloria culé: Xavi Hernández, actual entrenador del Al-Sadd. Ante la negativa del de Tarrasa, ha sido el cántabro Quique Setién quien ha terminado sentándose en el banquillo del club catalán. Sin embrago, Setién no lo tendrá fácil para triunfar en el Camp Nou, ya que deberá lidiar con una serie de problemas que pueden terminar llevándose por delante su proyecto deportivo.

La exigencia del Barcelona

El FC Barcelona parte cada temporada como favorito a ganarlo todo. Eso piensan directiva, jugadores, prensa especializada, aficionados y también las casas de apuestas de fútbol online. Cualquier tropiezo es visto por el entorno, aquel ente invisible del que en su día habló Cruyff, como un fracaso mayúsculo. Tras caer en Copa del Rey, el Barça deberá pelear con todo por LaLiga y la Champions. Desde luego, Betway y otras bookies siguen viendo al equipo catalán como candidato a todo.

El problema del 9

La baja de Luis Suárez para lo que resta de temporada se ha convertido en un gran problema para el conjunto de Setién, ya que el equipo, además de perder la referencia en punta y dejar de disfrutar de todas las virtudes que adornan su juego, no cuenta con un suplente para esa demarcación.

Ante esta grave situación que puede penalizar al equipo, el club se plantea realizar alguna incorporación que termine de confirmar ese favoritismo que le otorgan las casas de apuestas como Betway, pero, por ahora, no hay nada cerrado.

Si no llega un delantero, Setién se verá obligado a probar soluciones alternativas. Su último invento fue situar a Arturo Vidal como falso 9 para aprovechar su buena llegada al área rival.

La salida de balón y la falta de verticalidad

Quique Setién es un enamorado del juego de posesión, algo que lleva hasta sus últimas consecuencias. El gusto del cántabro por sacar el balón jugado desde atrás hasta en las situaciones más arriesgadas es probable que le acabe costando algún gol a los azulgranas.

Además, ese gusto por sobar la pelota hace que el equipo pierda una verticalidad que, a día de hoy, solo Messi parece capaz de aportarle, por lo que el número de ocasiones se reducirá y eso puede pesar en la grada.

Un contexto desfavorable

El Barcelona no atraviesa su mejor momento institucional. Parece que ni los jugadores ni los aficionados apoyan la gestión de Bartomeu. Y hace unos días Leo Messi, la máxima estrella del equipo se enzarzó en una polémica a través de las redes sociales con Eric Abidal, secretario técnico de club.

La confección de la plantilla no es la más adecuada: sobran centrocampistas y faltan atacantes, tanto puntas, como extremos, y centrales.

Dentro del vestuario tampoco parecen que vayan las cosas mucho mejor. Una muestra de ello es que el equipo ha dejado de hacer el coro y la arenga que solía hacer en cada partido después del calentamiento.

A pesar de todos los problemas deportivos y extradeportivos, el Barcelona sigue siendo uno de los rivales a batir en la Liga de Campeones y en LaLiga Santander.

Compártelo: