Para en mitad de la autopista a cagar y se le lleva el coche la grúa

Para en mitad de la autopista a cagar y se le lleva el coche la grúa

Un conductor tinerfeño tuvo que recorrer nueve kilómetros andando por el arcén de una autopista después de que la grúa retirara su vehículo mientras él hacía sus necesidades entre unos matorrales. El hombre presentó una denuncia contra la empresa de grúas porque en el momento de la retirada el coche se encontraba perfectamente señalizado.

El afectado sintió la llamada de la naturaleza cuando volvía a casa conduciendo. “Pensé en hacerlo por la ventanilla o en un vaso de cartón de Mc Donalds que llevaba en el reposavasos, pero al final decidí parar”. El muchacho estacionó en el arcén, colocó los triángulos reflectantes en la carretera y se enfundó el chaleco de seguridad.  Acto seguido, se escondió entre unos matorrales y en menos de cinco minutos la grúa había retirado el coche. “Salí corriendo y sin pantalones en cuanto me di cuenta pero el empleado no me oyó. Ni si quiera me dio tiempo de limpiarme el culo”.

El conductor recorrió varios kilómetros haciendo autoestop pero ningún vehículo quiso recogerlo. “Unos ancianos iban a subirme pero el olor a caca los echó para atrás”. Por ello, tuvo que andar hasta el peaje más próximo donde por fin pudo llamar por teléfono.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com
Compártelo: