Pilla a su marido en un puticlub y dice que el GPS le llevó por error

Pilla a su marido en un puticlub y dice que el GPS le llevó por error

Recurrir a la picaresca es algo que a todos se nos da de miedo y más cuando estamos entre las cuerdas. Los aparatos GPS que usamos a diario para llegar a nuestros destinos pueden jugarnos malas pasadas, pero también pueden convertirse en nuestro mejor aliado.

Un hombre fue descubierto ayer por su mujer saliendo de un puticlub cercano a su casa y no se le ocurrió otra cosa que culpar al GPS de haberle llevado hasta allí: “Estas moderneces de hoy en día no valen para nada. Puse la dirección de casa pero inexplicablemente me dejó en el puticlub. Cuando salí del coche tenía las gafas empañadas, por eso no me di cuenta y entré”.

Juanjo, asturiano de 52 años, ha asegurado que tomará medidas al respecto y está dispuesto a denunciar al fabricante del GPS para que esto no le vuelva a ocurrir a nadie. Y no le falta razón, ya que por culpa de los GPS miles de matrimonios se divorcian cada año.

Compártelo: