-

¿Qué tecnologías nos permiten navegar seguros en Internet?

This post has already been read 247 times!

Si hay algo que no ha cambiado desde los albores de Internet es la preocupación de los usuarios por su seguridad en línea. Esto es algo totalmente lógico si tenemos en cuenta que todos los días nos despertamos con noticias acerca de ataques por parte de “hackers” a grandes empresas, organismos públicos y usuarios particulares.

Pero ¿cuáles son las tecnologías que podemos usar en el día a día para protegernos ante estas amenazas? Hay más de lo que parece. Algunas de ellas, incluso, pasan totalmente desapercibidas en nuestro día a día.

Los antivirus siguen siendo nuestro mejor aliado

Tener instalado un programa antivirus en el ordenador sigue siendo una prioridad. Esto se debe a que, en muchas ocasiones, nos “cuelan” archivos maliciosos al realizar descargas de documentos desde el correo electrónico o plataformas en la nube, por ejemplo.

El propósito del “malware” es muy diverso. Sin embargo, lo normal es que trate de robar nuestra información personal y, sobre todo, nuestras contraseñas.

Protocolos HTTPS y certificados de seguridad SSL

Nunca se debe acceder a una página web cuya dirección URL no comience por “HTTPS”. De hecho, es el único protocolo que garantiza el cifrado de las comunicaciones entre el servidor en el que se aloja el portal y el equipo del usuario.

Por su parte, los certificados de seguridad SSL también garantizan la privacidad. Por suerte, hoy en día gozan de una gran implantación. Es posible encontrarlos en las plataformas de juegos de casinos, en las aplicaciones de banca online y casi en cualquier otro tipo de web.

Una red VPN no debe faltar en tu navegador

Las redes privadas virtuales (VPN) proporcionan un nivel de protección muy alto. Es cierto que pueden ralentizar un poco la navegación, pero son muy útiles. Especialmente, a la hora de utilizar redes WiFi públicas en las que nunca se sabe quién está observando.

Estas redes encriptan la información del usuario y descentralizan su dirección IP llevándola a un servidor ubicado en cualquier rincón del mundo. Esto, además, ofrece la ventaja de superar las restricciones geográficas de acceso a contenidos.

Gestores de contraseñas

Por un lado, este tipo de programas informáticos almacenan las contraseñas del usuario para evitar que se les olvide. Pero, además, también tienen la capacidad de crear contraseñas seguras formadas por códigos alfanuméricos realmente complejos.

Estas contraseñas son casi imposibles de memorizar. Del mismo modo, también resultan prácticamente infranqueables. Es casi imposible que un hacker consiga deducirlas.

No olvidemos que otro problema de seguridad muy frecuente es que solemos usar la misma contraseña para varias cuentas distintas. En este caso, si un pirata informático consigue obtener una, podrá acceder al resto sin dificultad.

En los últimos tiempos, cada vez es más habitual que los gestores de contraseñas estén vinculados a un sistema de reconocimiento biométrico. Es decir, cuentan con un sistema de doble verificación. Aunque alguien elija el código correcto, si su huella dactilar o su rostro no es el registrado en el dispositivo, no podrá entrar en la cuenta.

Todo esto deja patente que, hoy en día, la seguridad es lo primero tanto para los usuarios como para las páginas web honestas.

Compártelo: