Se casa con un parche en el ojo tras llevarse un pollazo del boys de la despedida

Se casa con un parche en el ojo tras llevarse un pollazo del boys de la despedida

En el día más especial de su vida, el de su boda, cuando una mujer siempre quiere ir más guapa que nunca, destacar su belleza y deslumbrar a todos los invitados, Carolina, hija de un matrimonio asiático que regenta un restaurante en Barcelona, se presentó en el altar con un parche en el ojo, sorprendiendo a todos los asistentes, incluído el novio.

Al llegar a la iglesia, contó que se había dado un golpe con el mango de un paraguas, y que tenía que llevar el parche unos días por precaución. Al llegar la barra libre, empezaron a correr por los WhatsApp de los asistentes fotos comprometedoras que demostraban que el accidente fue un pollazo del boys que contrataron las amigas para la despedida de soltera.

“Contratamos un morenito que bailaba muy bien para que hiciera un pase privado a nuestra amiga, en el momento en que se quitó el tanga cerca de ella, pues aquello hizo palanca y le pegó en todo el ojo, menos mal que no se había echado todavía la nata”, contó una de las amigas. El novio por su parte sólo comentó “si ella me dice que ha sido con un mango, pues habrá sido con un mango”.

 

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com
Compártelo: