Se enciende un puro en Ikea para que lo eche Seguridad al no encontrar la salida

Se enciende un puro en Ikea para que lo eche Seguridad al no encontrar la salida

¿Cuantas veces hemos ido a ese entorno laberíntico de nacionalidad sueca y hemos discutido por el liderazgo que se ha atribuido nuestra señora para tomar decisiones a la hora de comprar algún mueble sin tener en cuenta nuestra humilde opinión?

Han sido bastantes y lo peor de todo es que todavía nos quedan muchas visitas a Ikea, como le quedan a Pepe, un vecino de Murcia de 70 años de edad, al que tocó este pasado sábado acompañar a su señora a ver cubertería, lámparas y alfombras entre otras cosas. Parece ser, según sus propias manifestaciones, que tras un pequeño despiste, perdió de vista a su señora y aunque siguió las flechitas del suelo como Dorothy lo hiciera con las baldosas amarillas, tuvo que preguntar en varias ocasiones a los empleados como podía salir de allí siendo fallidos los intentos varios.

“Pues me ví perdio ya lo menos tres horas y me se ocurrió una idea que funcionó a la primera, me encendí un puro habano y enseguidica dos armarios empotraos me sacaron a la calle en volandas, allí me esperaba mi Antonia con el morro retorcio“.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com

Compártelo: