Se gasta 2000 euros en un puticlub y se pinta un ojo de morado simulando haber sido atracado

Se gasta 2000 euros en un puticlub y se pinta un ojo de morado simulando haber sido atracado

¿Quién no conoce la famosa frase de “salimos pero de tranqui”? Pues eso le debió suceder este pasado viernes a un vecino de Pamplona cuando salió a tomar una caña al bar de al lado de casa y 6 horas después se había gastado 2.000 euros.

Parece ser, que a este hombre de 43 años de edad, se le fue complicando la velada y tras pasar la noche en un puticlub de la zona con varias chicas en el yacuzzi y con bebidas caras, cuando se dio cuenta, había gastado 2.000 euros sin encontrar explicación alguna para justificar ese gasto ante su señora. Tras pintarse un ojo de morado, regresó a casa informando que había sido atracado obligandolo a sacar dinero, habiendo recibido varios golpes.

Su plan estaba funcionando hasta que en dependencias de Guardia Civil y denunciando los hechos en compañía de su mujer, un calefactor apuntando hacia él, hizo que la pintura del ojo se derritiera llegando a la barbilla anulando la denuncia tras ser descubierto. “En cuanto me bebo una cerveza me salta el automático, soy un desgraciao” comentaba entre sollozos.

Compártelo: