Se pone de parto la Virgen María de un Belén viviente

Sorpresa mayúscula la que se llevaron los visitantes de un Belén viviente de la provincia de Teruel. La vecina de este municipio que encarnaba este año a la Virgen María rompió aguas, y se puso allí mismo de parto. El alumbramiento pudo ser asistido por Herodes, que es médico en un hospital de la comarca, y la mula, una muchacha estudiante de un módulo sanitario.

La embarazada no salía de cuentas hasta finales de mes, por lo que no tuvo problema en intervenir ese año en el Belén viviente del pueblo, ya que las ropas anchas y estar todo el día sentada facilitaban la labor, pero se ve que al ser primeriza y con los nervios propios de estos actos, se le adelantó el parto, dando lugar a una escena muy tierna, pero poco habitual.

“El niño iba a llamarse Hugo, pero está claro que ahora sólo podemos ponerle Jesús”, nos relata el nervioso padre, que coincide que hacía de San José en el Belén. “Ya fue una sorpresa el embarazo, porque el padre viaja mucho y se comentaba que estaba mayor para estos menesteres, y el nacimiento en el portal ha sido algo muy bonito. Lo pusimos en el pesebre mientras llegaban las asistencias, para que no pasara frio”.

HAY NOTICIA ahora también en Telegram https://t.me/haynoticia
Compártelo:
Website Security Test
error: Content is protected !!