Sorprendido durmiendo en un depósito de cadáveres para combatir el calor

Sorprendido durmiendo en un depósito de cadáveres para combatir el calor

La seguridad privada del hospital zaragozano Lozano Blesa expulsó de sus instalaciones el pasado miércoles a un octogenario. El hombre fue sorprendido por un celador del centro cuando dormía en el interior de una cámara frigorífica destinada al uso exclusivo de la conservación de cadáveres.

El trabajador del centro se disponía a introducir el cuerpo sin vida de otro hombre en el susodicho depósito, cuando advirtió la presencia de lo que parecía ser un cadáver que emitía “sonidos como de estar roncando”. Tal fue el sobresalto para el celador que cayó de espaldas y tuvo que ser atendido por una crisis nerviosa. El cadáver que parecía estar roncando era en realidad Agustín Campos, un anciano que había ido a visitar a un familiar que se encontraba ingresado en el hospital.

Ante el alboroto, acudió una pareja de vigilantes de seguridad que expulsaron al hombre del recinto. Éste, visiblemente molesto, explicó que por el calor había decidido descansar en aquella sala, pues su cuñado – el paciente a quien había ido a visitar – roncaba mucho. Lejos de pedir disculpas por al situación generada, aseguró que pensaba volver cada noche hasta que cesara el calor sofocante que asfixia a la ciudad estos días.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com

Compártelo: