Un británico denuncia en Magaluf no poder dormir por culpa de la fiesta

Un británico denuncia en Magaluf no poder dormir por culpa de la fiesta

Una vez más un turista británico se sitúa en el centro de la polémica. En esta ocasión por culpa de la fiesta y el alcohol, esa combinación que se transforma en ruido y escándalos que se prolongan hasta el amanecer y perturban las vacaciones de los que buscan relax y descanso.

Los hechos han tenido lugar en Magaluf, Mallorca, uno de los destinos turísticos favoritos de los ingleses. Paraíso de los excesos. Los vecinos del lugar, acostumbrados durante parte del año a noches de paz y tranquilidad, ponen el grito en el cielo cada vez que se acerca el verano, pero en esta ocasión no ha sido un español el que se haya quejado por el ruido, sino uno de los suyos. Un hecho que sorprende y mucho cuando son los propios ingleses los principales y únicos culpables de la contaminación acústica en los hoteles y calles del la localidad mallorquina.

Kevin, británico de 21 años, denunciaba justo un día antes de volver a su país en los juzgados de Magaluf al hotel en el que se había alojado durante una semana, quejándose de lo siguiente: “No he podido pegar ojo ni un solo día por culpa de la fiesta que había montada en la calle y en las propias habitaciones. España huele a ron negrita y está repleta de cerdos y maleducados que van sin camiseta”.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com

Compártelo: