SUCESOS

Un niño pega un moco en un museo de arte abstracto y es fotografiado por cientos de turistas

This post has already been read 1517 times!

En más de una ocasión, los asistentes de museos de arte moderno y abstracto han sido sometidos a pruebas para demostrar que no sabían diferenciar la obra de un conocido pintor con los improvisados trazos de pintura de un niño de 4 años, siendo la diferencia económica entre las «obras» de mil millones de euros.

Lo ocurrido el pasado fin de semana en una sala movil de arte abstracto que va recorriendo las principales ciudades, es digno de noticia. Un guardia de seguridad presenció que el público estaba mirando fijamente al hueco de un cuadro que todavía no estaba en la exposición, sin parar de hacer fotografías, comprobando que un niño había pegado un moco en dicha pared. «Más de 700 personas se han parado ahí para fotografiarlo, he tenido que llamar a la limpiadora para quitar ese moco que pegó el niño y fue captado por las cámaras» comentaba el personal de Seguridad al director de la Exposición.

La anécdota no acabó ahí, la señora de la limpieza entró también a formar parte del decorado, siendo fotografiado su carrito con los productos de limpieza.

Compártelo: