Un taxista tiene que abandonar su vehículo en medio de una avenida tras el pedo de un cliente

Un taxista tiene que abandonar su vehículo en medio de una avenida tras el pedo de un cliente

Sucedió el pasado viernes en Valencia poco después de las 23:00 horas de la noche, un taxi se detenía en mitad de la avenida Blasco Ibáñez y el conductor se bajaba del mismo con gran acelero y dando arcadas.

Tras crear retenciones en dicha avenida, no tardó en personarse una patrulla motorizada de Policía Local los que, recriminaron la actitud del taxista preguntándole por los motivos de su conducta así como si podría deberse a alguna avería en el propio vehículo. “Asomaos al coche y ya me contáis, os vais a dar cuenta enseguida” manifestó el taxista a los agentes. Dicho y hecho, mientras un agente se disponía a regular el tráfico para darle fluidez, el cabo se acercó con sigilo hasta el interior del taxi entendiendo al instante los motivos.

A pesar de la reprimenda del Policía al joven pasajero, éste se disculpó avergonzado “me he inflado a fabada en casa de mi yaha y después me he bebido media botella de licor Jägermeister, llevo el estómago regular, los siento mucho”. Una vez aireado el taxi, el indispuesto pasajero fue invitado a marcharse sin cargo alguno.

HAY NOTICIA ahora también en inglés https://thereisnews.com

Compártelo: