Pide el divorcio porque pensaba que una lluvia dorada era echarse cava por encima

Rosaura L. R., vecina de la localidad vallisoletana de Tordesillas, ha solicitado el divorcio en el juzgado apenas 48 horas después de haber contraído matrimonio con José R. M., vecino de la misma localidad. La decisión la tomó en la misma noche de bodas, cuando volvió a casa de sus padres a dormir sobre las 5 a.m., con un disgusto muy grande.

La novia se presentó en casa de sus progenitores envuelta en un mar de lágrimas, y sólo sabía repetir “¡qué asco, madre, qué asco!”. Al parecer, el novio iba achispado de la boda, y le propuso una lluvia dorada. La muchacha, pensando que le iba a rociar con cava, accedió, y observó horrorizada como su marido se sacaba el miembro y empezaba a mearle el pecho, momento en el que salió disparada a la ducha, y luego huyó a casa de sus padres.

“Ha sido lo más asqueroso que me ha pasado en mi vida, yo con un hombre así no puedo vivir, cada cosa hay que hacerla en su sitio, que luego vienen las infecciones”, comentaba la mujer visiblemente afectada. El afligido esposo nos cuenta que “A mi mujer la creía más espabilada en temas sexuales, ya me extrañó que accediera enseguida”.

HAY NOTICIA ahora también en Telegram https://t.me/haynoticia
Compártelo:
Website Security Test
error: Content is protected !!